El Recinto de Río Piedras

Recinto

Torre de la universidadEn el área metropolitana de San Juan, contruido sobre 289 acres en el centro de Río Piedras, se encuentra el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, institución reconocida por la Fundación Carnegie para el Avance de la Educación como de Alta Actividad Investigativa, clasificación que coloca a este recinto entre las mejores universidades en los Estados Unidos y la única en su clase en la región del Caribe y América Latina. El Recinto de Río Piedras (RRP) es la más antigua y mayor de las once unidades que forman el sistema de la Universidad de Puerto Rico. Con aproximadamente 18,180 estudiantes, de los cuales cerca de 3,420 son estudiantes graduados, el RRP ofrece una variedad de programas académicos desde bachillerato hasta grados avanzados incluyendo maestrías, doctorados y grados profesionales.

El RRP cuenta con un profesorado distinguido y de una diversidad única. Profesionales que se destacan tanto por su desempeño en el salón de clases como por su excelente labor en investigación y en la creación de una variedad de obras de trascendencia local, regional e internacional. Este Recinto reúne a los más distinguidos intelectuales puertorriqueños y otras personalidades de reconocimiento mundial. Escritores, científicos, artistas y arquitectos hacen de la cátedra una dinámica y estimulante experiencia de aprendizaje.

Este centro educativo ha sido reconocido por la formación de profesionales competentes en los campos más críticos de las ciencias naturales, la planificación, las ciencias sociales, las ciencias de la información, la administración de empresas, la arquitectura, el derecho, la comunicación y las humanidades. En la mas reciente graduación se otorgaron 89 grados doctorales, 358 maestrías, 177 Juris Doctor y 2,334 grados de bachillerato.

El Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico se suma a las nuevas tendencias en la Educación Superior a través de innovadores programas académicos multidisciplinarios, grados combinados y bachilleratos que rebasan las fronteras tradicionales de las distintas disciplinas profesionales. Por medio de diversas iniciativas, el centro docente más importante del país ha renovado sus enfoques sobre la calidad del aprendizaje y la enseñanza a todos los niveles institucionalizando la evaluación, la renovación continua de sus programas graduados y el desarrollo de centros de investigación de excelencia académica.


 

Historia

La Universidad de Puerto Rico fue fundada en el 1903 y atravesó por su primer período de crecimiento durante las primeras décadas del siglo XX. Adquiere su reconocimiento oficial como una institución académica y fue puesta bajo la dirección del Comisionado de Educación por la Legislatura de Puerto Rico el 12 de marzo de 1903.

Hubo otras instituciones que precedieron a la Universidad de Puerto Rico en la tradición de la enseñanza superior. La primera fue la Universidad de Estudios Generales de Santo Tomás de Aquino en San Juan, fundada por la Orden de Dominicos en 1532. Tanto el Seminario San Ildefonso como la Institución de Enseñanza Superior fueron incorporados posteriormente a aquella universidad. Esta última institución fue creada en el 1888 bajo los auspicios del Ateneo Puertorriqueño, siguiendo las normas establecidas por la Universidad de La Habana. La predecesora inmediata de la Universidad de Puerto Rico fue la Escuela Normal e Industrial fundada en Fajardo en 1900 para el entrenamiento de maestros destinados para las escuelas públicas de la isla. En el 1902, se trasladó la Escuela Normal a su presente localidad más accesible y centralizada que ocupa hoy el Recinto de Río Piedras. En el 1903, se reconstituyó como la Universidad de Puerto Rico.

Fundación universidadEn el 1909, el Congreso de los Estados Unidos extendió a Puerto Rico los beneficios del Acta Morrill Nelson, y la Universidad de Puerto Rico se convirtió en un Land Grant College, siendo así elegible para la ayuda financiera acordada a estos colegios. Simultáneamente, la universidad adoptó el modelo curricular usado en los Estados Unidos, que se diferencia del que comúnmente se utiliza en las universidades de Europa y América Latina. En los años siguientes, la Universidad creció tanto académica como físicamente, y se crearon nuevas facultades y departamentos. El Colegio de Artes Liberales fue fundado en 1910 y los Colegios de Leyes y de Farmacia le siguieron en el 1913. El Colegio de Agricultura fue establecido en Mayagüez en el 1911 por medio de una legislación implantada por José de Diego. En 1912, su nombre cambió a Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas. En 1924, la Legislatura de Puerto Rico dio un paso importante hacia la autonomía institucional de la Universidad al separarla del Departamento de Instrucción Pública y proveerle su propia identidad corporativa y estructura administrativa, y se nombra como primer rector al doctor Thomas Benner.

Según Puerto Rico fue desarrollándose durante las próximas décadas y fueron creciendo sus necesidades, la Universidad avanzó al mismo paso. La antigua Escuela Normal se convirtió en el Colegio de Pedagogía en 1925 y en 1926 fueron fundados el Colegio de Administración Comercial y la Escuela de Medicina Tropical, esta última con la cooperación de la Universidad de Columbia. Los programas graduados tuvieron un comienzo prometedor en 1927 con el inicio de cursos conducentes al grado de Maestría en Estudios Hispánicos. En el 1924, la Escuela de Leyes incorporó los cursos que desde 1913 ofrecía el Departamento de Leyes. La Escuela de Leyes fue acreditada por la Asociación Americana de Abogados en 1946 y admitida a la Asociación Americana de Escuelas de Leyes. Los estudios en el campo del trabajo social, iniciados en 1929, fueron recogidos en un departamento dentro del Colegio de Pedagogía en 1934 e incluían un programa graduado de dos años acreditado por la Asociación Americana de Escuelas de Trabajo Social. En 1943, este departamento se incorporó a la Facultad de Ciencias Sociales y en 1947 se convirtió en una escuela profesional a nivel graduado.

La Universidad de Puerto Rico obtuvo importantes ayudas mediante una legislación congresional introducida durante los años treinta. Las Leyes Hatch, Adams, Purnell y Smith-Lever le concedieron fondos para los trabajos en extensión agrícola y para la Estación Experimental Agrícola. La Ley Bankhead-Jones de 1935 le facilitó la ayuda financiera para la investigación. La Legislatura de Puerto Rico creó el Consejo Superior de Enseñanza en 1942 (el nombre se cambió a Consejo de Educación Superior en 1966). Además, la Universidad de Puerto Rico se reestructuró y se le permitió un mayor grado de autonomía institucional. En 1943, el Colegio de Artes y Ciencias se divide en las Facultades de Humanidades, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Al comienzo del año académico 1942-43, se creó el Programa de Estudios Generales para convertirse en una nueva facultad unos años más tarde. Ese mismo año se fundó el Instituto de Meteorología Tropical como parte de la Facultad de Ciencias Naturales. En 1945, la Legislatura de Puerto Rico creó la Escuela Graduada de Administración Pública como parte de la Facultad de Ciencias Sociales. En 1954, se estableció la Escuela de Trabajo Social y en 1957, un Programa Graduado en Filosofía se inició en la Facultad de Humanidades. La Escuela de Medicina se estableció en 1950. En 1957 se creó la Escuela de Odontología, al igual que el Centro Nuclear de Puerto Rico, este último con el respaldo de la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos, y se comenzaron los estudios graduados en Tecnología Nuclear, Física Radiológica y Matemáticas.

La Universidad de Puerto Rico experimentó una fase de crecimiento rápido a fines de los años cincuenta. La institución se extendió al resto de la isla por medio de una red de colegios regionales, el primero de los cuales abrió sus puertas en Humacao en 1962. Además, en los años sesenta, se iniciaron un número de programas graduados, los cuales fueron reconocidos por el Consejo de Educación Superior. Estos incluían programas de maestría en Biología, Física, Matemáticas y Química en la Facultad de Ciencias Naturales; Historia e Inglés en la Facultad de Humanidades; Administración y Supervisión Educativa, Educación Secundaria y Orientación y Consejería en la Facultad de Educación; y Economía y Psicología en la Facultad de Ciencias Sociales. Además, se iniciaron programas de maestría en las nuevas Escuelas Graduadas de Bibliotecología y Planificación. La Escuela de Arquitectura fue creada en 1966 y la Escuela Graduada de Administración de Empresas, en el 1968. A principios de los años setenta, el Consejo de Educación Superior aprobó el otorgamiento de grados de maestría en Consejería y Rehabilitación en la Facultad de Ciencias Sociales, en Traducción y en Literatura Comparada en la Facultad de Humanidades, y Economía Doméstica en la Facultad de Educación. Los programas de maestría que han sido autorizados desde aquel tiempo incluyen Lingüística en la Facultad de Humanidades, la Enseñanza del Inglés como Segundo Idioma y la Educación del Niño en la Facultad de Educación, Comunicación Pública en la Escuela de Comunicación Pública y Sociología en la Facultad de Ciencias Sociales. La Maestría en Leyes se estableció en 1993.

Con el crecimiento de la Universidad, un número de programas graduados ha extendido su ofrecimiento al nivel doctoral. Entre éstos están Estudios Hispánicos en la Facultad de Humanidades en 1963 y Química en la Facultad de Ciencias Naturales en 1968. En los campos de Biología y Química Física en la Facultad de Ciencias Naturales en 1981, y Matemáticas en 2000. El Programa de Educación en el 1982; Psicología en la Facultad de Ciencias Sociales en 1986. Historia e Inglés en la Facultad de Humanidades en 1987 y 1999, respectivamente; Administración de Empresas en 1999 y en Trabajo Social, en la Facultad de Ciencias Sociales, en el 2002.

A través del trabajo de sus recintos y otras unidades, la Universidad de Puerto Rico constituye una presencia tanto extensa como profunda en la vida y la cultura de Puerto Rico.


Misión

El Recinto está obligado por ley, al igual que todas las demás unidades dentro del Sistema Universitario, a cumplir con la Misión General de la Universidad, establecida en el Artículo 2 (B) de la Ley Universitaria (20 de enero de 1966). La misión reza como sigue:

  • Cultivar el amor al aprendizaje como conducente a la libertad y a estimular la búsqueda y la discusión del saber en una atmósfera de respeto y diálogo creativo.
  • Conservar, enriquecer y diseminar los valores culturales del pueblo de Puerto Rico y fortalecer la conciencia de su unidad en la tarea común para encontrarles soluciones a problemas en una forma democrática. 
  • Buscar el desarrollo cabal del estudiante e impartirle un sentido de la responsabilidad del individuo hacia el bienestar general de la comunidad. 
  • Desarrollar cabalmente la riqueza intelectual y espiritual latente en nuestra gente para que la inteligencia y el espíritu de esos individuos excepcionales que surgen en todas las esferas sociales, especialmente aquellos menos favorecidos económicamente, se puedan poner al servicio de la comunidad puertorriqueña. 
  • Colaborar con otras organizaciones dentro de la esfera de acción apropiada para la universidad, en el estudio de los problemas de Puerto Rico. 
  • Recordar que, por su propia naturaleza como universidad y su identificación con los ideales de Puerto Rico, la Universidad de Puerto Rico se une en una manera esencial a los valores e intereses de toda comunidad democrática.

Recinto de Río Piedras

Además de esta misión general, el Recinto de Río Piedras tiene su propia misión, producto de sus circunstancias especiales tanto históricas como culturales. Esta misión ayuda a definir el curso de su desarrollo futuro, aclara las contribuciones especiales con las que aporta al Sistema Universitario y a la sociedad en general, y lo distingue de otros recintos y unidades del Sistema. La misión es la siguiente:

  • Propiciar la formación integral de los estudiantes mediante programas que promuevan la curiosidad intelectual, la capacidad crítica, el aprendizaje continuo, la comunicación efectiva, el aprecio y el cultivo de valores éticos y estéticos, la participación en los procesos del Recinto, así como la conciencia y responsabilidad social.
  • Proporcionar una educación graduada de la más alta calidad cuyos elementos medulares sean la investigación y la creación, y ayudar a fortalecer la educación subgraduada. Además, proporcionar programas posbachillerato para la capacitación de profesionales del más alto calibre, comprometidos con los ideales y valores de la sociedad puertorriqueña.
  • Proporcionar una educación subgraduada de excelencia que ofrezca a los estudiantes una visión integral del conocimiento. Ésta debe armonizar la educación general y la formación especializada y desarrollar las capacidades para el estudio y la investigación independiente. 
  • Desarrollar la docencia, la investigación y el servicio e integración a la comunidad, de acuerdo con la realidad histórico-social de Puerto Rico, en armonía con su ámbito caribeño y latinoamericano, y proyectándose a la comunidad internacional. Se enriquecerá y fortalecerá el acervo de conocimientos pertinentes a la consolidación de la nacionalidad puertorriqueña, su historia, idioma y cultura, pero también se propiciará el desarrollo y la divulgación del conocimiento a nivel internacional.
  • Desarrollar programas innovadores y pertinentes de investigación, de servicio a la comunidad y educación continuada, que respondan y contribuyan al quehacer académico y profesional del Recinto. Estos programas deben contribuir, además, a la transformación y progreso continuo de la sociedad puertorriqueña, al análisis y a la formulación de soluciones para los problemas socioeconómicos y políticos del país, y al mejoramiento de la calidad de vida.

Gobierno

El Rector

El Rector es el oficial de más alto rango del Recinto de Río Piedras. La persona que ocupará este puesto es nombrada por el Presidente de la Universidad y la Junta de Síndicos, mediante un procedimiento establecido en el Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico. La responsabilidad del Rector es supervisar y servir de guía al personal docente y no docente del Recinto, incluyendo al personal de investigación y de administración. Uno de sus deberes es la formulación del presupuesto, basándose en las recomendaciones de los respectivos departamentos, facultades y otras unidades del Recinto de Río Piedras. El Rector es el representante del Recinto de Río Piedras en todos los actos, ceremonias y funciones académicas oficiales.

La Junta Administrativa

La Junta Administrativa se compone de decanos, miembros del Senado Académico, un representante estudiantil y el Presidente de la Universidad (miembro honorario), y opera bajo la autoridad del Rector. La función de la Junta Administrativa es asesorar al Rector en el ejercicio de sus funciones, elaborar proyectos y planes para el desarrollo del Recinto, revisar presupuestos, conceder permisos de planificación, autorizar promociones y permanencias al personal docente y técnico de acuerdo con elReglamento General de la Universidad de Puerto Rico.

El Senado Académico

El Senado Académico es el foro oficial de la comunidad académica de Río Piedras y participa estrechamente en el establecimiento de reglamentos académicos de acuerdo con las responsabilidades establecidas por ley para este cuerpo. El Senado Académico se compone del Rector, los decanos, el director de la biblioteca, los representantes electos y los representantes estudiantiles, el secretario o la secretaria de este cuerpo, y el Presidente de la Universidad, ex oficio.

El Claustro

El claustro está compuesto por el Rector, los decanos, los directores de departamentos y el personal docente. El Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico define el ejercicio de sus funciones, privilegios, deberes y derechos.

Estudiantes

Los estudiantes están representados en los cuerpos deliberativos del Recinto de Río Piedras, incluyendo el Consejo de Estudiantes de cada facultad y cada departamento, comités de profesores y estudiantes a nivel departamental, el Consejo General de Estudiantes, el Senado Académico y la Junta Administrativa del Recinto. Además, están representados en la Junta de Síndicos, cuerpo que gobierna al Sistema de la Universidad de Puerto Rico. Para detalles sobre la representación estudiantil y los mecanismos mediante los cuales se eligen los representantes, se debe consultar el Reglamento General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras.


Acreditación y afiliaciones

La Universidad de Puerto Rico ha sido miembro acreditado del Middle States Association of Colleges and Schools desde 1946. Desde 1965, ha estado afiliada al College Entrance Examination Board, al cual se unió el Recinto de Río Piedras en 1967. El Recinto de Río Piedras también está afiliado al Association of Caribbean Universities and Research Institutes (UNICA), al Council of Graduate Schools, al Hispanic Association of Colleges and Universities, al National Association of State and Land-Grant Colleges y a la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado.

Los programas graduados están acreditados por las siguientes entidades profesionales:

American Bar Association, Association of American Law Schools, American Institute of Certified Planners, Association of Collegiate Schools of Planning, American Library Association, Council on Rehabilitation Education, Council on Social Work Education, National Council for Accreditation of Teacher Education, National Architectural Accrediting Board.