Zona metropolitana

El centro urbano más poblado de la Isla es la Zona Metropolitana de San Juan, que tiene tres áreas demarcadas: El Viejo San Juan, el área turística (Condado, Miramar, Ocean Park, Santurce e Isla Verde) y el área residencial de Río Piedras.

Más allá del Viejo San Juan, la zona metropolitana ha crecido hasta incluir Bayamón, Carolina, Cataño, Guaynabo y Trujillo Alto. Cada uno de estos municipios tiene su propia historia y sabor único.

San Juan, área turística y playas
Esta zona comienza justo fuera del Viejo San Juan e incluye las áreas de Condado, Miramar, Ocean Park e Isla Verde (que en efecto pertenece a Carolina). Aquí encontrará hoteles de clase mundial, casinos, clubes, restaurantes y boutiques. Las opciones de alojamiento y servicios varían desde sencillas y económicas hasta extravagantes.

El Museo de Arte de Puerto Rico, que junto al Museo de Arte de Ponce forman la pareja de museos más importantes de la Isla, está localizado justo al sur del Condado, en Santurce.

San Juan: Río Piedras
El municipio de Río Piedras fue fundado en 1714 y ha sido parte de San Juan desde el 1951. A una cuadra de la plaza del pueblo, se encuentra la Plaza de Mercado más grande de la Isla, en la que encontrará una gran variedad de frutas, vegetales y hierbas. El Recinto principal de la Universidad de Puerto Rico esta localizado en Río Piedras. La Torre Roosevelt está en el medio del Recinto. La Universidad también conserva el Jardín Botánico y la Estación Experimental. Esta área es mejor conocida por su bellísimo jardín de orquídeas (con sobre 100 especies de orquídeas), su laguna y sus veredas.

Bayamón
Fundada en 1772, Bayamón lleva el nombre de un cacique taíno. También se le conoce como la ciudad del chicharrón, muy popular en P.R. y que se originó en este pueblo. La zona histórica de Bayamón incluye la plaza, la iglesia y un centro comercial. Hoy día, con sus artistas, museos y teatros, esta ciudad es una de las de mayor progreso en P.R. Cerca del centro del pueblo está el Parque de las Ciencias Luis A. Ferré. Este parque contiene museos, un anfiteatro, un planetario y la plaza de los cohetes espaciales. Es una atracción muy divertida para los niños. Otras paradas interesantes son el Museo de Archivo e Historia de Bayamón (con información sobre la historia y el desarrollo de la ciudad) y el Museo de Arte Francisco Oller. Si le interesa escuchar música romántica bajo las estrellas, venga a disfrutar de la Noche de Nostalgia que se celebra el último viernes de cada mes. Podrá pasear entre los artesanos que se reúnen a exhibir sus piezas o bailar en la plaza. Hay un servicio de trolley gratuito y actividades infantiles.

Carolina
Don Gaspar Martínez donó los terrenos donde se fundó originalmente el municipio. Los llamó San Fernando de la Carolina, en honor a su hija Carolina de San Juan y, con el tiempo, el nombre se ha ido reduciendo a Carolina. Se le conoce también como tierra de gigantes, no solo porque allí nació Don Felipe Birriel González, sino en deferencia a sus ciudadanos eminentes como Julia de Burgos (la más importante poetisa de su época), Jesús T. Piñero, el primer gobernador puertorriqueño de la isla) y Roberto Clemente (jugador de pelota y humanista de fama mundial)

Actualmente, Carolina es una parte muy importante de la Zona Metropolitana. Por ejemplo, el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín está localizado en Carolina así como todos los hoteles de Isla Verde. El área forestal de Piñones es un parque recreacional grandísimo que tiene un paseo tablado fabuloso. Este es el lugar idóneo para los ciclistas, caminantes, amantes de la playa y los que navegan en kayak. Dentro del pueblo esta el parque Conmemorativo Julia de Burgos. El municipio también ofrece servicio de trolley a los puntos de interés.

Cataño
Fue fundada en 1927 y es uno de los pueblos más jóvenes de la Isla. Su nombre original es Hato de las Palmas de Cataño y también es conocido como la Antesala de la Capital. Es principalmente un área industrial y el hogar de Bacardí. La destilería de Ron Bacardí recibe visitantes en su planta y ofrece una visita interesantísima. Como Cataño está justo al otro lado de la Bahía de San Juan, se puede llegar en ferry desde el Pier #2 y tomar un taxi hasta la destilería.

El ferry es el sucesor del bote original que se inauguró en 1894 (conocido como Hicoteas de Valdés). El nombre ha sido cambiado con el tiempo a Lanchas de Cataño. El ferry viaja entre Cataño y el Viejo San Juan cada 30 minutos desde el Pier #3.

Guaynabo
Fue fundada en 1769; y su nombre se deriva de la palabra Gay Na Bo, que significa “Lugar de agua dulce”. Aquí se celebran eventos interesantes como el San Juan Cinemafest Internacional que se lleva a cabo todos lo años, exhibiendo más de 100 películas de todo el mundo y reconocido por el Círculo de Críticos de Filme Internacional (International Film Critics Circle). El Centro de Bellas Artes de Guaynabo ofrece variedad de obras de teatro, conciertos y otras actividades culturales. El Bosque de San Patricio, ideal para los amantes de la naturaleza, fue hace décadas un área de vivienda militar. En la actualidad, es un pulmón en medio de la ciudad. Este pequeño bosque está regenerando su ecosistema y está abierto al público.

Trujillo Alto
Fundada en 1801. Es la segunda cuidad en crecimiento en la Zona Metropolitana. En 1925, Don Ángel Rivero Meléndez y su esposa fundaron allí la Gruta de Nuestra Señora de Lourdes. Esta réplica de la Gruta de Lourdes en Francia es un lugar de peregrinación durante la semana santa. Como último oficial español de alto rango en la Isla, Don Ángel Rivero fue quien oficialmente entregó a Puerto Rico a los Estados Unidos luego de la Guerra Hispanoamericana.