Objetivos de la evaluación de las unidades de investigación

  • Estructurar un contexto que permita mirar detenidamente la investigación que se produce en cada unidad y discutir:
    • su nicho específico en relación a la institución y en el desarrollo de la disciplina o profesión;
    • su productividad intelectual;
    • qué aporta a la creación y transferencia de conocimiento;
    • cómo impacta al país en lo social, económico o científico y qué alcance internacional tiene;
    • si cumple con las metas institucionales, al relacionar la misión y objetivos de la unidad a los del Recinto;
    • cómo se compara con unidades afines y reconocidas en otras instituciones;
    • la opinión y visión de los evaluadores externos;
    • los logros y las limitaciones de la producción investigativa de la unidad, según se identifican en la auto-evaluación y la evaluación externa, para entonces formular conclusiones y recomendaciones específicas en un plan de desarrollo que incluirá las debidas prioridades, acciones y asignación de responsabilidades;
    • obtener información sobre el apoyo a la investigación: actividades, estructura, recursos y necesidades de cada unidad;
  • Desarrollar estrategias específicas para incrementar los logros y reducir las limitaciones, estrategias que conduzcan a su evolución y desarrollo.
  • Contribuir a la planificación académica a largo plazo de la unidad, el DEGI y el Recinto, al incorporar las nuevas metas al Plan Estratégico del Recinto de Río Piedras, sección de investigación.
  • Establecer un sistema de seguimiento en el DEGI para garantizar la implantación exitosa de los planes de desarrollo de las unidades.
  • Proveer un mecanismo mediante el cual las unidades de investigación periódicamente rindan cuenta a la comunidad universitaria y a la externa del uso efectivo y eficiente de sus recursos así como de su potencial y expectativas específicas.