Irma Caraballo Álvarez

“A la larga, es ver que hay gente interesada en lo que estás haciendo en otras partes del mundo”:
Una entrevista con la estudiante graduada Irma Caraballo Álvarez

Por: Natalia I. Colón Álvarez

No es un secreto que los estudiantes graduados de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, son diligentes e innovadores, entusiasmados por compartir su trabajo con el mundo, local e internacionalmente. La estudiante doctoral Irma Caraballo Álvarez, del Programa de Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias Naturales y quien actualmente cursa su cuarto año de estudios, es un ejemplo de ello. Irma se destaca por ser la primera y única puertorriqueña que ha solicitado admisión y ha sido aceptada al programa DEVELOP en el centro de la NASA en Ames, California. Además, el semestre pasado tuvo la gran oportunidad de asistir y presentar sus investigaciones en la conferencia de la American Geophysical Union (AGU), del 14 al 18 de diciembre de 2015. Esta fue la primera vez que viajó fuera de Puerto Rico para exponer sus proyectos.

En esta conferencia presentó tres afiches y fue la autora principal de uno de ellos, titulado “Spectral and Geological Characterization of Beach Components in Northern Puerto Rico”. Este afiche es parte de su investigación de tesis, que tiene por tema el espectro-radiometría en costas. Para el estudio utilizó la Hacienda La Esperanza en Manatí, las playas Machuca y Tombolo, lugares donde midió las firmas espectrales (“spectral signatures”) —el comportamiento concreto de un objeto o una superficie terrestre al recibir radiación solar— de los diferentes componentes de las playas. El interés principal de Irma son las rocas de playa, pero las firmas espectrales componen una tercera parte de su tesis. Por otro lado, su tesis consiste también en un modelo de hidrología que planifica aplicar también en el Río Grande de Manatí que desemboca al lado de la playa Machuca. El segundo afiche que presentó muestra la implementación de este modelo en diferentes partes del mundo. Primero, realizó el estudio en Nigeria, en el Río Níger que surca también por Níger, Malí, Benin y Guinea. Luego, Irma trabajó en NASA el pasado año en un proyecto en donde aplicaron el modelo en una cuenca en México; de su experiencia modificando el modelo de Nigeria para aplicarlo en México; es que ahora puede aplicarlo al Rio Grande de Manatí. Las tres cuencas fueron usadas como ejemplo en la presentación del afiche. El tercer afiche presentado fue sobre el proyecto de verano particularmente, eventos de hipoxia en el sur del Golfo de México. La parte de Irma fue también la aplicación del modelo de hidrología.

A continuación reproduzco el diálogo que pude sostener con Irma en torno a sus experiencias como investigadora que ha divulgado en el exterior el resultado de algunos de sus proyectos.

N: ¿Cómo te enteraste de la conferencia?

 

I: “Lo que pasa es que esa es la conferencia más grande que hay en Ciencias. Y pues yo sé de ella hace tiempo porque soy geóloga y se trata de la American Geological Union. Todos los años la celebran la conferencia en el mismo sitio, en San Francisco, cerca del centro de la NASA donde estuve trabajando el verano pasado. Todos mis compañeros de ese centro me decían: ¿vas a ir? Y yo, “no, yo no tengo nada que presentar”. Pero un día me puse a pensar, ¿qué yo no tengo nada que presentar? ¡Claro que tengo! ¡Tengo muchas cosas que presentar! Hablé con mi mentor y fue como de un día para el otro, se me ocurrió ir el día antes de la fecha límite del abstract.”

 

N: ¿Solicitaste ayuda financiera para costear tu participación en la conferencia?

 

I: “Para ir a la conferencia, recibí fondos del DEGI, fondos del proyecto en el que yo estoy trabajando aquí, que es HICEPR y del Departamento de Ciencias Ambientales de la UPR. No hubo dificultades, lo más que piden es mucho papeleo.”

 

N: ¿Y cómo surgió tu trabajo con NASA?

 

I: “Precisamente por mi mentor, él es un puertorriqueño, pero fue por un programa que se llama DEVELOP del cual él es el encargado del centro de Ames. El programa DEVELOP está en muchos centros de la NASA e incluso en algunas universidades. Él estaba interesado en llevar par de puertorriqueños porque nunca habían solicitado ni cogido a ningún puertorriqueño. Yo fui la única que solicitó y me cogieron. Cuando empecé pensaba que era un internado, pero llegué y me enteré que no, que era un trabajo temporero. Y pues, si todo sale bien, el verano ahora que viene, vuelvo.”

 

N: ¿En tu opinión, existen oportunidades para estudiantes graduados, en tu caso en las ciencias, para irse a conferencias, a dar ponencias, etc.?

 

I: “Aquí en la Universidad, sí, pero no son suficientes. A mí con todo y que me consiguieron fondos de otros lados eso me cubrió solo la mitad. A mí en el Departamento me estaban diciendo los otros días que a ellos les gusta que los estudiantes hagan una presentación todos los semestres, y yo pensé: “Sí, pero afuera no. Aquí, está bien, pero afuera no.” Aquí sí se hacen conferencias, por ejemplo, el semestre pasado, como un mes antes de yo presentar allá en California, presenté en el Conquistador en otra conferencia.”

 

N: ¿Así que la dificultad es salir de Puerto Rico?

 

I: “Sí, y obviamente, las conferencias más grandes, las que van más alineadas a nuestros temas, no son aquí. Lo ideal es salir si uno quiere la exposición y hacer buenos contactos.”

 

N: ¿Cómo fue la experiencia de presentar tu propio trabajo? ¿Qué fue lo más que te impactó de esta experiencia?

 

I: “A la larga, yo creo que son los contactos que uno hace, ver que hay gente interesada en lo que estás haciendo en otras partes del mundo.”

 

N: ¿Tienes alguna sugerencia para otros estudiantes que estén en las ciencias buscando este tipo de oportunidades?

 

I: “Yo lo que sugiero es que busquen la conferencia más prestigiosa, la que este más alineada a sus estudios porque es de la manera que van a conseguir más contactos, más ideas sobre lo que están haciendo. Cogen a casi todo el mundo, la única manera que no te cogieran es si de verdad es algo que no tenga nada que ver o tal vez que esté la investigación mal redactado.”

 

N: ¿Y qué ves en tu futuro?

 

I: “Me encantaría trabajar en un futuro con el USDF o con la NASA pero vamos a ver, donde consiga. Ya estoy empezando a solicitar porque a partir de mayo a mí lo que me va a quedar es escribir la tesis y eso lo puedo hacer en cualquier lado, no tengo que estar aquí. Sino también puedo seguir solicitando los otros términos de DEVELOP en lo que consigo un trabajo más estable.”

 

¡Mucho éxito a Irma y que siga destacándose por su trabajo!

 

Anamaris Santiago Santos

anamaris-estudiante2“¿No tienes espacio? Hazlo tú, créalo tú”:

La experiencia de la estudiante graduada Anamaris Santiago Santos reencontrando su

pasión por el teatro en Argentina

Por: Natalia I. Colón Álvarez

El Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico cuenta con una comunidad de estudiantes graduados de excelente calibre, quienes salen en busca de oportunidades para ampliar su experiencia académica graduada. Un excelente ejemplo de esto es Anamaris Santiago Santos, una estudiante del Programa Graduado de Gestión Cultural de la Facultad de Humanidades. Se graduó del Departamento de Drama de la misma facultad en el 2012 y está ahora terminando su maestría.

En octubre del 2015, Anamaris tuvo la oportunidad de viajar a Argentina para presentar su documental El teatro como espacio de resistencia en Puerto Rico en el Encuentro Latinoamericano de Teatro Independiente (ELTI). Una de las creadoras de este festival de teatro, Florencia Suárez, es muy amiga de Anamaris desde el 2011, año en que se conocieron en Perú en talleres de teatro que tomaron juntas. El documental de Anamaris trata sobre la resistencia política puertorriqueña por medio del arte y fue hecho en conjunto con estudiantes del Departamento de Trabajo Social.

Su viaje a Argentina no se limitó a la presentación de su documental, sino que pudo trabajar un monólogo para un evento llamado Colase. Apreció el intercambio cultural con artistas de partes diversas de Latinoamérica, experiencia que significa mucho para Anamaris, ya que en sus palabras se percibe un poco “obsesionada” con el teatro latinoamericano. En especial, Anamaris cree mucho en el potencial del teatro político y mientras estuvo en Argentina pudo gozar de muchas conversaciones interesantes en cuanto a la situación colonial de Puerto Rico.

Además, luego de la presentación de su monólogo, fue invitada a participar en una competencia de teatro ese mismo día. Aunque llegó sin preparación, logró obtener el primer lugar con su pieza titulada “Para protegerme del frío”. Ahora, está en el proceso de terminar de trabajarla para poder dirigirla aquí en Puerto Rico, esfuerzo que surge a partir de la confianza con la que regresó de Argentina.

Es impresionante notar que no solo fue la única participante puertorriqueña, sino que también era la menor. Nos explicó que el ELTI no era un festival estudiantil, sino que participaban artistas que viven del teatro. Para poder participar, Anamaris tuvo que solicitar varias ayudas económicas.

“Recibí ayuda económica para [ir al] festival. El DEGI me dio fondos, el Decanato de Humanidades me dio fondos, el Decanato de Estudiantes de la Universidad y Rectoría,” nos comentó. “Adicional a eso, yo hice muchas actividades para recaudar fondos, abrí una página en internet, hice performance, me fui a hacer teatro en cuanto chinchorro encontré y saqué el dinero y me fui.” Añadió que sin esa ayuda no hubiese podido tener esta experiencia tan enriquecedora.

Esta no fue la primera vez que Anamaris viaja con propósitos de presentar teatro, sin embargo, Argentina representa algo especial para ella pues, nos expresó que le devolvió una ilusión perdida y regresó con más confianza y entusiasmo.

Anamaris pudo sentarse con nosotros a compartir su experiencia y sus sentimientos sobre las oportunidades disponibles para estudiantes de las artes:

N: En síntesis, ¿qué fue lo que más aprecias de esta experiencia, ya sea académica o profesionalmente?

 

A: “Un montón. Compartí con gente que vive del teatro, que tiene un conocimiento teatral bien inmenso, bien elevado. Aprendí mucho teatro. Yo llegué allá con un sinsabor de decir, “Estoy confundida, ¡no sé con qué graduarme!” Y ellos me dieron muchas ideas de cómo mover mi proyecto [de conclusión] hacia otro lugar. El proyecto llegó ahí siendo un proyecto dirigido a un lugar específico en Loíza, el Centro Tau de Ricky Martin. Resulta que decidí cambiarlo porque creo que ya esas personas que están ahí tienen un espacio. Yo decidí cambiar mi proyecto a la ciudad, como un espacio que ya existe y por el que la gente que transita puede beneficiarse, que sea para todo el mundo por igual.”

 

Amplió su respuesta:

 

A: Me había ido en una búsqueda de algo. Llevaba tal vez más de un año y medio o dos años sin dirigir teatro, sólo participando en proyectos más pequeños. Había perdido el ritmo a lo que yo siempre estaba acostumbrada: “Vamos a hacer, vamos a inventar esto”. Lo tenía de verdad bien dormido. Llegué a Argentina con toda esta búsqueda y ver todo lo que pude vivir allí y ver de las cosas que uno es capaz y que uno pierde esa confianza por ‘x’ o ‘y’ razón. Y te puedo decir que regresé de Argentina con esa confianza de vuelta. Eso fue lo más que me llevé de esta experiencia. Llegar con muchas ganas y con este sentimiento de decir, “¿Pero por qué dejé de hacer si la vida se trata de esto?”

 

N: ¿Crees que existen oportunidades para estudiantes de Humanidades que interesen contar con financiamiento para participar en congresos, conferencias, etc.?

 

A: Yo la pude conseguir ahora como estudiante graduada. En mi bachillerato, los viajes que hice eran costeados por mí porque las oportunidades eran menos. Ahora, entiendo que tal vez un estudiante graduado tenga más derecho a esas ayudas porque ya tiene un enfoque mayor que tal vez un estudiante sub graduado […] Me parece curioso e incluso necesario que se financien más proyectos culturales en el recinto. No es que las otras disciplinas tengan más o menos valor que el arte, pero todas de una manera u otra son indispensables para el desarrollo del ser humano en general. Los fondos que le dan a cultura tanto fuera de la universidad como dentro de la universidad son los menos. Hay que romper con esas barreras porque entiendo también que el arte o esa percepción cultural o esa necesidad de que los puertorriqueños vayamos afuera a buscar un conocimiento, y regresar aquí con otros aires, es bien necesario para el crecimiento de uno en lo personal y de lo que uno le va a brindar a los demás como profesional o académico o artista.

 

N: ¿Piensas que un estudiante graduado de la UPR sale de aquí preparado para enfrentar el mundo externo?

 

A: “Claro que sí, totalmente. Creo que la Universidad de Puerto Rico está muy preparada en muchos aspectos y en Puerto Rico hay gente inteligente, en Puerto Rico hay gente preparada, en Puerto Rico hay gente que muchas veces no se ha podido explotar porque a veces el campo podría ser un poco complicado, pero no significa que sea inexistente. Hay que buscar oportunidades, moverse y crear.”

 

Le agradecemos muchísimo a Anamaris por sentarse a hablar con nosotros y le deseamos mucho éxito con su proyecto de conclusión de maestría.

anamaris-espacios